La pandemia, pese a ser una temporada oscura y siniestra, nos ha dado regalos increíbles, como permitir la unión de músicos de todo el mundo para crear música en simultáneo. Y créannos, no hay nada más lindos cuando dos artistas de diversas procedencias se juntan para plasmar sus inquietudes, anhelos y sueños compartidos en una misma canción. Es el caso del ecuatoriano Mauro Samaniego y la peruana La Zorra Zapata que, unidos, presentan su nuevo sencillo “Acantilados”.

Si bien La Zorra Zapata es un proyecto joven creado por la artista y modelo Nuria Zapata, no deja de sorprender y dar pasos de gigante. Su álbum debut ‘La Zorra Zapata’ (2020) recibió elogios de la prensa especializada de Iberoamérica y fue considerado como uno de los más destacados de ese año en Perú. Desde entonces, se ha presentado en importantes venues de la capital peruana y tocado junto a diversos artistas consagrados. Su inquietud creativa la mantiene componiendo nueva música todo el tiempo y está muy cerca de lanzar ‘Acantilados’, un nuevo álbum de corte pop introspectivo y experimental del que ya escuchamos cortes como “Nanana” y “Un golpe de alba”; ahora presenta “Acantilados”, canción que cuenta con la participación del cantautor ecuatoriano Mauro Samaniego, cantante y líder de Da Pawn y Tripulación de Osos, dos de las bandas más representativas del nuevo rock de ese país.

“Acantilados” nos acompaña en un viaje hacia la intimidad de Nuria a través de sonidos minimalistas del bedroom pop, confeccionados artesanalmente por la misma artista. La canción habla sobre un interesante ritual de introspección de Zapata que consiste en retarse a sí misma hasta incomodarse y obligarse a salir de su zona de confort. Así mismo, a modo de homenaje, la autora rescata lo valioso de la adversidad y poner algunas situaciones en riesgo para encontrar nuevos caminos y soluciones.

La canción fue compuesta por Nuria Zapata y co-producida por Alonso Bentín. Participaron en la grabación de guitarras Jorge Velasquez y Mauro Samaniego. La mezcla estuvo a cargo de Jorge Alayo, mientras que el mastering lo hizo Justin Moskevich.