Fue el 8 de diciembre de 1980,en horario de la tarde John Lennon autografió una copia de su album Double Fantasy para el fanático Mark David Chapman. Al finalizar el dia Lennon y Ono regresaron a su apartamento de Manhattan, alrededor de las 10:50  p.m, salieron del vehículo y atravesaron el arco del edificio cuando Chapman le disparó a Lennon por la espalda 5 veces, de las cuales impactaron cuatro, dos veces en la espalda y dos en el hombro a quemarropa.

Lennon fue trasladado de urgencia en un vehículo policial a la sala de emergencias donde fue declarado muerto a su llegada a las 11:00  p.m.

Ono emitió una declaración al día siguiente, diciendo «No hay funeral para John», y terminó con las palabras, «John amó y oró por la raza humana. Por favor, haga lo mismo por él».

Sus restos fueron incinerados en el cementerio Ferncliff en Nueva York. Ono esparció sus cenizas en el Central Park de Nueva York, donde más tarde se creó el monumento de Strawberry Fields.

Chapman evitó ir a juicio cuando ignoró el consejo de su abogado y se declaró culpable de asesinato en segundo grado y fue condenado a cadena perpetua en prisión, con posibilidad de conseguir la libertad condicional pasados los veinte años de reclusión. Actualmente aún permanece en la cárcel, después de haberle sido negada en repetidas ocasiones la libertad condicional.


​Muchas teorías han surgido, que contradicen que Mark David Chapman era una persona con problemas psiquiátricos, que hubiera actuado fuera de su sano juicio, o que se tratase de un fan obsesionado.

Entre las más comentadas y que han ido adquiriendo verosimilitud con el tiempo, apuntan a que Chapman era en realidad un agente contratado por la Central Americana de Inteligencia, CIA, para ejecutar el asesinato de John Lennon, eso debido a que la figura de Lennon resultaba incómoda para el Gobierno de los Estados Unidos, a raíz de su activismo y de sus protestas (en contra del sistema capitalista y sus guerras) las cuales sumaban adeptos por millares.

by Male Barrionuevo.