Reign in Blood es el tercer álbum de estudio, de la banda de thrash metal Slayer. Fue lanzado al mercado el 7 de octubre de 1986.

Slayer es una banda estadounidense de thrash metal fundada en 1981 por los guitarristas Kerry King y Jeff Hanneman, el baterista Dave Lombardo y el bajista y vocalista chileno Tom Araya. El agresivo y rápido estilo de Slayer hace que se lo considere el mas sangriento de «los cuatro jinetes del thrash metal», formado por Metallica, Megadeth y Anthrax.

Fue el debut de la banda con una compañía discográfica internacional, el álbum significó la primera colaboración de la banda con el productor discográfico Rick Rubin, clave en la evolución del sonido de Slayer.

Para el álbum, Slayer decidió abandonar la temática satánica de la entrega anterior Hell Awaits, y escribir sobre temas más de la calle.​ Las letras de Reign in Blood incluyen meditaciones sobre la muerte, la religión, la locura y los asesinos. La canción «Angel of Death» habla de experimentos con humanos llevados a cabo en los campos de concentración de Auschwitz por Josef Mengele apodado «the Angel of death» (el ángel de la muerte).​ La canción ha llevado a la banda a ser acusada de simpatizar con los nazis y de ser racistas.

Reign in Blood es considerado por los críticos como uno de los álbumes de thrash metal más influyente y extremo.

La inspiración de Hanneman para escribir la canción viene de unos libros sobre Mengele que leyó durante una gira de Slayer. El guitarrista se ha quejado de que la gente tiende a malinterpretar las letras, y aclaro que «no hay nada en las letras que diga que era malo, porque para mí -bueno, ¿no es obvio? No tendría que deciros eso». La banda utilizó la controversia para publicidad, incorporando el Reichsadler en su logotipo (además de que la S en el nombre de la banda resembla la sigla rúnica utilizada por la SS), y escribiendo la canción «SS-3» que menciona a Reinhard Heydrich, el segundo comandante de la Schutzstaffel.

Hanneman ha dicho que el álbum es su favorito: es «tan corto, rápido y directo al punto»

«Debido a la influencia punk de Reign in Blood, las canciones son rapidísimas, conteniendo poca o ninguna repetición o estructura predecible. El álbum fluye suavemente entre una canción y otra formando una sólida media hora de thrash«.

La portada fue diseñada por Larry Carroll, que en la misma época estaba creando ilustraciones políticas para The Progressive, Village Voice y The New York Times. Cuando se terminó la portada, uno de los miembros de la banda no estaba contento con el resultado, pero cuando otro miembro del grupo se lo enseñó a su madre recibiendo un «asqueroso» como definición, decidieron dejarlo por que «tenían algo».​ La portada apareció en la lista de «las diez mejores portadas de heavy metal de todos los tiempos» de Blender magazine en 2006

 La distribuidora de Def Jam, Columbia Records, se negó a lanzar el álbum por las letras de las canciones y la portada del álbum. Reign in Blood finalmente fue distribuido por Geffen Records pero por la controversia no apareció en la agenda de lanzamientos de Geffen

La revista Kerrang! describió el álbum como «el más duro de todos los tiempos», y un punto de inflexión para el thrash metal y el death metal.

Fue el primer trabajo de la banda en entrar en la lista del Billboard 200, debutando en el puesto número 127 y llegando al puesto número 94 en su sexta semana. También llegó al puesto número 47 en la lista británica de álbumes.

Steve Huey de Allmusic en 1991, le dio cinco estrellas de cinco, describiendo el álbum como «un clásico congelado» y Clay Jarvis de Stylus Magazine le otorgó al álbum la nota más alta A+, llamándolo «un definidor del género», y «el álbum de metal más grande de todos los tiempos».

Las revistas Kerrang! lo describió como «el álbum más duro de todos los tiempos». Metal Hammer lo denominó «el mejor álbum de metal de los últimos veinte años»​ y Q puso a Reign in Blood en su lista de los «50 álbumes más duros de todos los tiempos»,

El crítico Chad Bowar afirmó: «Reign in Blood de 1986 es probablemente el mejor álbum de thrash jamás grabado».

«no hay mejor canción para empezar que la obra maestra «Angel of Death», una de las más monumentales del metal de la historia, donde los guitarristas Kerry King y Jeff Hanneman reparten sus intrincados riffs, Dave Lombardo toca algunas de las piezas de batería más potente jamás grabadas, y el bajista/vocalista Tom Araya grita y gruñe su historia sobre el criminal de guerra Nazi Josef Mengele».

Adrien Begrand de Popmatters

Junto a Rust in Peace de Megadeth, Master of Puppets de Metallica y Among the Living de Anthrax, Reign in Blood está entre los álbumes más exitosos de thrash metal.

También ha sido citado como un influyente predecesor del género death metal, junto a otros lanzamientos de thrash metal como Pleasure to Kill de Kreator. Bonded by Blood de Exodus, Darkness Descends de Dark Angel y Beneath the Remains de Sepultura.

Fue certificado como Disco de Oro por la RIAA en Estados Unidos el 20 de noviembre de 1992.

En la lista de MTV de «las más grandes bandas de metal de todos los tiempos» alabó «los ritmos en registros bajos, guitarras infecciosas, letras gráficamente violentas y el espeluznante diseño gráfico» de Slayer, diciendo que «pusieron los estándares para docenas de bandas de thrash emergentes», mientras que «la música de Slayer fue directamente responsable del surgimiento del death metal». Describió Reign in Blood como un álbum de escucha esencial.

El álbum fue posicionado en el puesto número siete en la lista de «los 25 álbumes de metal más influyentes» de IGN.

 Paul Mazurkiewicz de Cannibal Corpse afirmó que la forma de tocar de Lombardo en el álbum le ha ayudado a tocar más rápido en su propia carrera.

Las canciones «Raining Blood» y «Angel of Death» se han convertido en habituales en los conciertos de Slayer, además de ser las favoritas del guitarrista Jeff Hanneman para tocar en vivo.​ La banda tocó Reign in Blood al completo a finales de 2004, en la gira llamada «Still Reigning». En 2004, se lanzó un DVD en directo del mismo nombre, que incluye un final con la banda bañada en sangre falsa durante la interpretación de «Raining Blood».

«Raining Blood» apareció en el episodio número 127 de South Park, «Die Hippie, Die», en 2005. En el la ciudad de South Park, que ha sido tomada por los hippies, Cartman afirma «los hippies detestan el death metal» y sube al escenario de un concierto para poner la canción «Raining Blood», haciendo huir a los hippies. King encontró el episodio gracioso y expresó su interés en la serie diciendo «está bien ver que la canción tuvo un buen uso, si podemos aterrorizar a unos hippies hemos hecho nuestro trabajo». «Angel of Death» también aparece en varias películas, incluyendo Gremlins 2, Jackass: The Movie y en el documental de la guerra de Iraq de 2005 Soundtrack to War.

«Angel of Death» aparece en el videojuego Tony Hawk’s Project 8. «Raining Blood» fue incluido en una de las emisoras de radio del juego Grand Theft Auto: Vice City, también aparece en el Guitar Hero III: Legends of Rock (considerada una de las canciones más difíciles del juego).

«Raining Blood» ha sido versionada por la banda de Nueva Zelanda Concord Dawn en su álbum de 2003 Uprising. La banda de thrash/Death metal colombiana Neurosis Inc tambien hizo cover del tema en su álbum «Master of Thrash» del año 2007.Un álbum de tributo a Slayer llamado Al Sur Del Abismo (Tributo Argentino A Slayer), compilado por Hurling Metal Records, esta formado por dieciséis canciones interpretadas por bandas de metal argentinas, con la versión de Asinesia de «Angel of Death».

by Male Barrionuevo