El álbum debut de uno de los productos más extraños del rock alternativo de los 90, cumple 25 años: Garbage.

Por Kari Mana

Garbage siempre fue una fruta extraña, un gusto adquirido que no encajaba en ningún lado y que a la vez, esperábamos que apareciera en el panorama del rock . El cuarteto de Wisconsin se hizo un lugar propio dentro del paradigma predominantemente masculino de mediados de los 90. El primer puesto en 1995 revela sólo a Alanis Morissette, You Oughtta Know y Hand In My Pocket” de Jagged Little Pill,  entre grupos como Bush, Green Day, Live y Silverchair, que reinaban en los canales de música y las radios. 
“Siempre me he definido como feminista“, reflexionó la cantante Shirley Manson al revisitar Stupid Girl durante una entrevista en 2015. “Pero también creo que hay que tener cuidado de no quedarse atrincherada en clichés, las mujeres tambien podemos comportarnos como las peores. Así que en esa letra me encantó la idea de una mujer desafiando a otra mujer.”

Garbage en 1996, foto por Joseph Cultice

Pero demos un paso atrás y empecemos por el principio. Hay mucho de coincidencias en el origen de la historia de Garbage, una banda que podría nunca haber sucedido. El productor Butch Vig de Smart Studios (Madison, Wisconsin) estaba a pocos años de sus notables hits de producción con Nevermind (1991) de Nirvana, Dirty (1992) de Sonic Youth, y Smashing Pumpkins, Gish (1991) y Siamese Dream (1993), cuando se embarcó en un nuevo capítulo de su carrera al formar Garbage.  Con sus colegas Duke Erikson y Steve Marker, amigos y compañeros experimentales sónicos, se habia armado un trío que pronto reconoció que la pieza que faltaba era una presencia dominante, preferiblemente una mujer, con el carisma y las habilidades vocales para destacar a la banda del resto. 
Mientras en Edimburgo, Escocia, una cantante llamada Shirley Manson también estaba en una nueva etapa con su nueva banda Angelfish. El video de Suffocate Me, el single de su LP debut, se sumó a la rotación de 120 Minutes de MTV. Steve Marker estaba viendo el programa una noche cuando vió el video, y despertó su interés. Shirley fue invitada a Madison para hacer una audición, que según dicen, no fue bien, pero descubrieron que tenían un gusto musical similar. Despues que la banda Angelfish se disolviera al final de una gira en 1994, Manson volvió a ensayar con el trío y esta vez, algo funcionó. El consolidado Garbage entonces trabajó en el álbum debut a principios de 1995, algo retrasado por el trabajo de Vig en la producción de Soul Asylum.

Las canciones se ensamblaron en el estudio, Vig describió el proceso de composición como una “democracia disfuncional” en la que alguien traía un loop o un demo, y había jam sessions en donde encontraban un pasaje cool, lo cargaban en samplers, tocaban instrumentos reales sobre eso, y Shirley improvisaba melodias arriba. La banda entonces consiguió un contrato para lanzar su disco en Mushroom Records a nivel global, y el disco debut homónimo se lanzó el 15 de agosto de 1995.

Garbage se diferenció desde el principio con su sonido. Si bien ya existía Nine Inch Nails en ese momento como el otro proyecto rockero con máquinas, con su fusión de géneros y texturas densas y oscuras Garbage introdujo riffs de guitarras, sintes, samples y complejos loops sobre baterías reales, logrando un mix melancólico, y a la vez melódico y pop. “Creo que debido a mi éxito con Nirvana y los Pumpkins, todos esperaban un álbum grunge”, confió Butch Vig durante una entrevista en 2005. “Y Garbage sonaba diferente, solo en la forma en que nos acercamos usando diferentes géneros y mezclándolos: electrónica, ritmos de hip-hop, atmósfera cinematográfica, melodías pop y guitarras fuzz”

“Creo que debido a mi éxito con Nirvana y los Pumpkins, todos esperaban un álbum grunge”

Butch Vig

Garbage tiene dos caras en su debut: la banda de rock alternativo, y los experimentadores de trip-hop. Con una imagen apoyada en el carisma desafiante de Shirley, que parecía tan cómoda en su hábitat natural en los videos que dominaron esa era en MTV. El primer single adelanto fue Vow, que debutó en el 39 en la lista de Modern Rock de Billboard en junio de 1995.

Posteriormente, se lanzaron cuatro singles más, como Queer, con un sonido netamente trip-hop, un himno universal para abrazar la excentricidad en sus diversas formas. El pegadizo Only Happy When It Rains despegó como un misil yendo derecho al credo de la angustia y autocrítica con cierta ironía, que definió en gran medida el rock alternativo, con pasajes sónicos que remezclaban My Bloody Valentine, Curve y Sonic Youth.

Casi un año después de la llegada de Garbage, saldría Stupid Girl, una gema pop-rock perfecta, que se convirtió en gran hit del disco, alcanzando el puesto 24 en la lista Billboard Hot 100, con nominaciones a los premios GRAMMY y un MTV Video Music Award. El éxito del álbum fue ayudado por la banda promocionándolo en una gira de un año, que incluyó tocar en el circuito de festivales europeos y abrir para Smashing Pumpkins durante 1996.

En 2015, el vigésimo aniversario de su álbum debut, Garbage hizo la gira 20 Years Queer tocando el album completo en vivo. Tambien lanzó una reedición con pistas remasterizadas de las cintas analógicas originales, así como remezclas y temas inéditos de las sesiones del álbum.

La banda continúa siendo vigente incluso en 2020, con 6 discos editados y un próximo album que está siendo mezclado en este momento. Además es claro que Shirley Manson se ha convertido en una referente para las chicas al frente en bandas, con una postura dominante que no pide disculpas, y toma su lugar en el rock alternativo y más allá, a la vez que impone un estilo e imagen únicos.

Escuchá Garbage en Spotify y Youtube