Un día como hoy, 28 de mayo de 1970, se estrenaba la película Performance y el debut de Mick Jagger como actor.

El film, realizado en 1968 y que llegó al cine en 1970,  “fue dirigido por Nicholas Roeg y Donald Camell. En su estreno en Nueva York se suprimieron varias escenas consideradas excesivamente provocativas y violentas para la época”.

A pura psicodelia “la película narraba la historia, surrealista de todo punto, de un villano llamado Chas y de Turner, un hombre rico que en su juventud fue una estrella de rock. Éste último era el papel de Jagger”.

A mediados de los 60 Cammell, escribió un guion sobre la relación entre una estrella del rock y un gángster, concibiéndolo como una comedia. La versión final de Performance, en lugar de eso, cobró la forma de una reflexión alucinada sobre los límites de la identidad y sobre las fronteras entre arte, el delito y el desenfreno generalizado en el que vivían sus responsables.

 “Si la película no molesta a nadie, no será nada”, era la consigna de Cammell.  Roeg y Cammell tenían a mano a un Jagger al que conocían por sus salidas de noche en el swingin’ London de la época y que se hallaba en plena transición del flequillo, el cannabis y el LSD a la heroína.

Una Película para locos o para verla tomando un whisky al lado. Te dejamos el trailer para que lo veas.