En estos días de cuarentena, hemos visto en todo el mundo, a diferentes personas tratar de pasar los días en las redes sociales y en sus hogares. La expresión, la creatividad y el arte son las herramientas que utilizamos para para sobrevivir al miedo, la ansiedad, el stress y encierro. También es una excusa para liberar todo lo que llevamos dentro y que en otro contexto no nos animaríamos a exteriorizar.

Músicos, actores, fotógrafos, cineastas, deportistas, chefs y artistas en general, cada uno desarrolla su arte sin discriminar palabras y horarios, alejando el ridículo y la vergüenza de nuestra alma.

Nos encontramos con la posibilidad de descubrirnos a nosotros mismos y a nuestros prójimos. Volvemos a descubrir a un ser menos prejuicioso, y activo (hablo del ser artístico), nuestro niño interno aflora. Ese niño es superador de nuestro pasado, más libre y valiente.

La reflexión seria que en estado de cuarentena y pandemia nuestro arte e individualidad se libera a los extremos. Entiéndase la individualidad como propiedad artística y no mercantil, la excusa artística es eso: una excusa que explota la creatividad de nuestros sentidos y nos hace más humanos. Sigan creando y resignificando a este nuevo ser artístico.

By: Nico Monasterolo